La NASA abrirá la Estación Espacial Internacional a turistas en 2020

La agencia ha anunciado esta medida, dirigida a empresas, para obtener financiación extra.

La Estación Espacial Internacional se abre al sector privado. La NASA ha presentado este viernes el plan para dar un uso comercial al laboratorio. Las empresas podrán incorporar módulos a la estructura en un futuro no muy lejano y mandar turistas al espacio utilizando las lanzaderas de SpaceX o de Boeing. Los ingresos que se generen con esta actividad se utilizarán para apoyar otras misiones, como el retorno a la Luna o el primer viaje espacial de humanos a Marte.

El anuncio se hizo en la sede del Nasdaq, el mercado de valores en el que cotizan las grandes compañías tecnológicas. No es la primera vez que la NASA se plantea esta posibilidad de abrir la estación espacial a compañías privadas para que exploren nuevos mercados. La transición hacia el nuevo modelo tardará aún un par de años en comenzar. Antes de fijar fechas, los responsables de la agencia espacial estadounidense quieren tener claro cuál es la demanda.

La NASA permitirá que la estación espacial pueda utilizarse para misiones turísticas a partir de 2020. Los turistas espaciales podrán permanecer en órbita hasta 30 días. El coste de la estancia será de unos 35.000 dólares por noche, pero esa cantidad no incluye el transporte ni el entrenamiento previo necesario para poder viajar al espacio. Cada viaje tiene un coste estimado de unos 50 millones de dólares.

SpaceX y Boeing están desarrollando aún las cápsulas para humanos, la Crew Dragon y la Starliner. La idea es empezar con dos viajes privados al año, según explicó la directiva de la NASA Roby Gatens. Hasta 12 turistas-astronautas podrían visitar la Estación Espacial Internacional al año, según el plan hecho público. En paralelo, se quiere establecer un ecosistema de módulos que permitan producir y experimentar en el espacio.