Colazo y Vuoto ven con preocupación las demoras para adherir a la “Ley Micaela»

Las candidatas a legisladoras por el Partido Verde cuestionaron el pase a comisión en la Legislatura Provincial de la adhesión a la “Ley Micaela”, que establece la capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres Poderes del Estado. “Esto habla de lo desprendidos que están los Legisladores respecto a las problemáticas que atraviesa nuestra sociedad”, expresaron.

Las candidatas a legisladoras por el Partido Verde, Laura Colazo y Victoria Vuoto, manifestaron su preocupación por las dilaciones de la Legislatura de la Provincia para adherir a la Ley Nacional 24.499 conocida como “Ley Micaela».

La normativa fue sancionada por el Congreso de la Nación el 19 de diciembre de 2018 y establece «la capacitación obligatoria en género para los integrantes de los tres Poderes del Estado en todos sus niveles y jerarquías, considerándose falta grave la negativa a participar de la misma».

En Tierra del Fuego, luego de ser presentado en marzo por la gobernadora Rosana Bertone, el proyecto de adhesión había obtenido dictamen en las comisiones de Legislación General y Economía el día martes, pero los legisladores no consiguieron acordar en la comisión de Salud y el mismo no podrá ser tratado en la próxima sesión.

“A la violencia de género solo se la puede erradicar con un Estado que sea motor de la transformación, y para que esto pase las personas que lo representan tienen que conocer de qué estamos hablando, no puede haber más demoras para aprobar este asunto”, afirmó Laura Colazo.

La Secretaria de Políticas Sociales, Sanitarias y Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia, Victoria Vuoto agregó que el nuevo pase a comisión de la adhesión a la Ley Micaela “habla de lo desprendidos que están los Legisladores respecto a las problemáticas que atraviesa nuestra sociedad”.

Y planteó que “se debe entender ésta adhesión con  la mirada en la problemática cotidiana que sufrimos las mujeres respecto a la violencia de género y la revictimización que se produce a la hora de vernos contenidas por las políticas de acceso a derechos, lo que en gran parte es por la falta de herramientas que se subsana con capacitaciones permanentes hacia los agentes del estado”.

Como antecedente, seis años antes de que se apruebe la “Ley Micaela”, la concejal Colazo presentó un proyecto de ordenanza que fue aprobado por el Concejo Deliberante de Río Grande a fines de 2015 para aplicar en todo el ámbito municipal un “programa de capacitación en perspectiva de género para el personal municipal” buscando garantizar una formación básica, progresiva y permanente de su personal en materia de igualdad de mujeres y hombres.

En este orden Colazo anticipó que presentará en la próxima sesión un pedido de informes para ver cómo se aplicó dicha ordenanza en el ámbito del Municipio de Río Grande, y además presentará la adhesión a nivel local a la Ley Micaela.

“Tenemos que lograr que desde el que nos gobierna hasta quien atiende una ventanilla al público sepa cuáles son nuestros derechos, sepa respetarlos y sepa cómo intervenir ante situaciones de violencia”, finalizó.