La Patagonia ratificó su rechazo a las políticas del Gobierno Nacional

La Patagonia volvió a manifestar su rechazo a las políticas de ajuste que lleva adelante el Gobierno nacional y que impactan fuertemente en la economía de la región, en el marco del 4º Encuentro Patagónico de referentes políticos, sociales y del trabajo que se realizó en Ushuaia.

Prensa Ushuaia
Publicidad

El encuentro fue encabezado por el intendente Walter Vuoto, por el vicegobernador fueguino Juan Carlos Arcando y por el diputado nacional por Tierra del Fuego Matías Rodríguez, y contó con la presencia del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saa, quien manifestó su apoyo a la postura regional.

También estuvieron presentes, entre otros, el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González; los diputados nacionales Martín Pérez, Ana Luz Carol, Darío Martínez y José Ciampini; las senadoras nacionales Magdalena Odarda y Ana María Ianni; el intendente de Tolhuin, Claudio Queno, y de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares; diputados provinciales, concejales, el rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Juan Castelucci; representantes de la Universidad Tecnológica Nacional; e integrantes de regionales de la CGT, de ASEOM, de Camioneros y de ATE, entre otras organizaciones sindicales.

Vuoto manifestó que “este encuentro patagónico comenzó en la Cámara de Diputados con una reunión que armaron los diputados junto a algunos intendentes que estábamos muy preocupados” por el impacto en la región de la política económica del Gobierno nacional, y a partir de ahí nos animamos al desafío de las tensiones de la construcción”.

“Es cierto que hubo años en los que muchos compraron lo que Macri proponía, pero también es cierto que los trabajadores no estuvieron solos ni la gente estuvo sola, porque hay un bloque político, el del Frente Para la Victoria, que ha batallado ante cada medida que ha tomado Macri en contra de los argentinos”, valoró.

Asimismo, planteó que “la forma de juntarnos es animarnos al desafío de las tensiones y de la construcción dejando de lado algunas diferencias que hemos tenido. Diferencias profundas y que inclusive han generado discusiones dentro de los espacios políticos”.

En esa línea, remarcó que el espacio regional “nació como la posibilidad de que toda la Patagonia y de que todos los que hacemos la Patagonia pudiéramos juntarnos, expresarnos y conocernos”.

El intendente de Ushuaia afirmó que “muchas veces la crítica a este espacio fue desde la posición de lastimar a partir de intereses mezquinos dentro del mismo territorio”, pero el foro “generó inquietud y mucho ruido en el Gobierno nacional”.

Aseveró que a Nación “le molesta la unidad de la región, la unidad de criterio, la unidad de concepción, que podamos ponernos de acuerdo, que podamos tener debates interesantes, que podamos saber lo que pasa en Río Turbio con las mineras, en Tolhuin, en Río Grande, en Ushuaia, en Río Gallegos, en el Valle, en Neuquén y en cada lugar de la Patagonia, y contado por los propios actores”. Y agregó que “este encuentro es una gran demostración de que lo más importante es que estamos todos juntos debatiendo más allá de las diferencias”.

Luego señaló que “si bien este es un foro abierto uno no puede dejar de expresar de dónde viene, y por eso para muchos de los que estamos acá octubre es un mes muy sensible” porque “la historia marca el nacimiento del único movimiento político que pensó, piensa y seguirá pensando en la clase trabajadora”.

“Y llegando a un 17 de octubre estar acá es muy importante, porque este foro surgió pensando en que los patagónicos teníamos que rememorar el encuentro que en su momento tuvieron en Bariloche los gobernadores de Chubut, de Tierra del Fuego y de Santa Cruz, que era Néstor Kirchner, para defender a la región en un contexto económico y político adverso ante un nuevo avance del liberalismo, y en un marco de recortes a los trabajadores, a los jubilados, a los municipios y a las provincias que terminó en la peor crisis económica, social y cultural de la historia, que fue la de 2001”, sostuvo Vuoto.

“Recorremos el territorio y sabemos que la gente la está pasando mal, que no llega a fin de mes, que los más castigados son los trabajadores, los pibes, nuestros viejos. Por eso es importante este espacio sobre el que muchos apostaban que se iba a diluir en el cuarto encuentro, pero la realidad marca que está creciendo”, valoró.

Tras ello se refirió al ex presidente Néstor Kirchner y destacó que “tuvo una capacidad que trascendió todas las ideologías, que es que fue uno de los presidentes más transversales de la historia argentina” y además “tuvo algo que lo caracterizó más allá de las apreciaciones ideológicas o de las miradas, y que es que tuvo un profundo amor y una profunda decisión política de nunca entregar un solo derecho que les corresponda a los patagónicos y las patagónicas”.

Vuoto afirmó que “sabemos lo que sucede y sabemos lo que tenemos que hacer para cambiar esta realidad porque ya hemos implementado las políticas para hacerlo, porque también sabemos que hay que discutir lo que se viene”.

Por último, remarcó que la discusión está para adelante teniendo en cuenta que el límite es Macri, pero también que tenemos que gritar fuerte al resto de la Argentina que en la Patagonia no nos arrodillamos, que seguimos de pie, que no estamos dispuestos  a entregar un solo derecho y que vamos a continuar dando batalla”.

A su turno, Rodríguez Saa hizo mención a las presiones e intentos de disciplinamiento de parte del Gobierno nacional por decisiones políticas como la de no firmar el pacto fiscal, que le costó a San Luis la quita del Fondo de la Soja.

También cuestionó el Presupuesto presentado por la Administración Macri ya que, entre otros puntos, “uno de los pretextos es que se trabaja sobre el déficit y hacen un recorte de 600 mil millones de pesos”.

“Recortes que en un gobierno como el de Macri y con un manejo con el Fondo Monetario se hace sobre los más vulnerables, los jubilados, los trabajadores públicos, las provincias, los municipios, la educación, las universidades; lo que dicen los libros que nunca hay que hacer”, fustigó, y lamentó que “este es un presupuesto realizado a la medida del FMI”.

“Evidentemente el presupuesto es un acuerdo histórico con el FMI y ahora es un problema que tenemos los argentinos, los peronistas, la oposición y las provincias argentinas. Es un problema que tenemos en la Cámara de Diputados y en Senadores”, consideró Rodríguez Saa, por lo que reclamó que sea devuelto sin tratamiento por el Congreso para que sea modificado por el Ejecutivo nacional y luego tratado si tiene cambios.

El gobernador puntano hizo hincapié finalmente en que “el límite es Macri” y en función de ello “debemos estar unidos”.

Otro de los oradores fue el diputado Matías Rodríguez, quien apuntó que el Gobierno nacional “desconoce” a la Patagonia “y por eso quiere permanentemente romper la posibilidad de que nos juntemos, de que nos organicemos y avancemos en la posibilidad concreta de ponernos de pie”.